El pobre y soberbio primer discurso de Trump en las Naciones Unidas

fot-trump-onu

No se si vale la pena escribir respecto al primer discurso del presidente de los Estados Unidos Donal Trump en las Naciones Unidas, a como decía mi abuela: “A palabras necias, oídos sordos” y es que en el lugar donde se espera que se hable de paz para las naciones, donde se anhela que se planteen soluciones para la humanidad, el presidente Trump vocifera su posición imperialista, amenazante e injerencista contra los pueblos del mundo, su soberbia no le permite ver más allá de sus narices, que lástima que el gobernante de una de las naciones más grande del globo que una vez fue una potencia económica y militar, se comporte de esa forma mostrando su prepotencia a la humanidad a estas alturas del partido, no caben este tipo de discursos.

Y es que parece que Donald Trumpo solo se fija en la paja ajena y no en la viga que tiene su ojo, porque los Estados Unidos no han mejorado desde las elecciones a como dice Mr. Trump, al contrario los grupos neonazis y la supremasía blanca han aumentado la zenofobia y el racismo en los EEUU, el desempleo y la seguridad social es una pesadilla, y el descontento de la población estadounidense a crecido a un 71% por la forma en que la nación está siendo gobernada según un estudio de la consultora Gallup, no se habían tenido estas estadísticas desde el escándalo del Watergate con un 66% de descontento.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dedicó a amenazar a Siria e Irán durante su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

“El pueblo de Irán le teme más a su propio gobierno que a las armas de Estados Unidos”, aseveró Trump.

El mandatario arremetió contra el acuerdo nuclear firmado por Irán y las potencias mundial y lo calificó como “una vergüenza para Estados Unidos”.

“El gobierno de Irán enmascara una dictadura corrupta (…) Ha convertido un país rico, con una rica historia y cultura, en un Estado paria”, apuntó el Jefe de Estado.

Sobre Siria afirmó que el gobierno de Bashar Al Assad usó armas químicas “contra su propio pueblo” y por tal razón, el imperio que lidera lanzó su ataque militar. Hasta el momento no existen pruebas concretas sobre la utilización por parte del Estado sirio de armas químicas contra la población del país.

Trump también argumentó que “buscamos reducir la tensión en el conflicto sirio, así como una solución política que respete la voluntad del pueblo sirio”.

En su discurso en la ONU, Trump también sostuvo que no piensa levantar el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos contra Cuba desde hace más de medio siglo.

Igualmente, en referencia a Venezuela, el mandatario estadounidense señaló que el país sudamericano está “al borde del colapso total”. “Como amigos responsables, tenemos el objetivo de ayudarlos (al pueblo de Venezuela) a recuperar su libertad y restablecer su democracia”, aseguró, por lo que no descartó próximas acciones contra la nación.

Estos ataques al Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro han sido algo reiterado, especialmente luego de la decisión de Estados Unidos de aplicar una serie de sanciones económicas al mandatario venezolano.

Por otra parte, este discurso de agresión fue especialmente duro con países como Corea del Norte, nación a la que afirmó que se verá obligado a “destruir totalmente”, a menos que la nación asiática suspenda su programa de armas nucleares.

Sin embargo, pese a que Trump insiste en que EE.UU. no busca inculcar su estilo de vida al resto del mundo, considera que es un ejemplo a seguir.

“Como presidente siempre pondré a EE.UU. en primer lugar. Ustedes deben hacer lo mismo con sus países”, recomendó, mientras invitó a trabajar juntos, “en armonía y unión, para un mundo más pacífico para todos”.

Bla bla bla, contradicciones y más contradicciones; trabajo para un mundo pacífico, pero amenazo a quien me da la gana, según los expertos en manipulación hablar al público como si fueran ignorantes es un método que no permite hacer ningún tipo de análisis serio, porque no se dijo nada verdaderamente interesante, nada lógico, esto ha sucedido con el discurso del gobernante imperial.

A todo esto, ¿En que resultó beneficioso el discurso del mandatario estadounidense? no abono a la paz, ni tuvo ninguna idea productiva, solo acusaciones infundadas.

A lo mejor, al Sr. Trump que le gusta decir lo que quiere, le gustaría escuchar lo que no quiere, cuanta falta hace un hombre valiente como el comandante Hugo Chavez Frías que le decía todas las verdades al imperio y a sus lacayos en su cara, “Huele a azufre, porque satanás estuvo aquí” por lo que podemos decir con certeza que otra vez satanás vomitó en las Naciones Unidos su discurso de odio y venganza, a como solo el bien lo puede hacer.

Por: Nestor Castillo | Director de Los Pueblos Hablan

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *