Canadá se convierte en parte del conflicto de Ucrania

fot-canada-ukrania

El gobierno canadiense dio luz verde a los contratistas de defensa nacional para vender armas a Ucrania. Esto hace que Canadá sea parte en el conflicto con todas las consecuencias subsiguientes. La decisión no establece condiciones previas para vender los armamentos a Ucrania. Se ha tomado a pesar de que Project Ploughshare y Amnistía Internacional de Canadá se opusieron al plan, diciendo que Kiev hasta ahora no ha logrado mejorar la situación de los derechos humanos.

El Comité Permanente de Defensa Nacional de Canadá ha publicado un informe titulado “Apoyo de Canadá a Ucrania en crisis y conflicto armado”, que recomienda que el gobierno proporcione armas letales a Ucrania si demuestra un trabajo activo en la lucha contra la corrupción en el país. Las recomendaciones incluyen el suministro de armas letales, el intercambio de inteligencia, la cooperación en la industria de la defensa, el apoyo para contrarrestar los ataques cibernéticos y la resistencia a la difusión de propaganda extranjera y desinformación a través de los medios de comunicación. La concesión de viajes sin visado a Canadá para los ucranianos y la promoción de los intereses de Ucrania en el G7 también figura en la lista de recomendaciones.

El gabinete canadiense espera que su decisión influya en la administración de Estados Unidos para que haga lo mismo. La medida coloca a Canadá por delante de Estados Unidos, que está considerando vender sus propias armas. Kurt Volker, Representante Especial de Estados Unidos en Ucrania, cree que no hay razón para continuar la prohibición de entregar armas letales.

Ucrania está particularmente interesada en las armas antitanque, el radar de artillería contra batería y los vehículos blindados de patrulla como los Humvees fabricados en los Estados Unidos.

El 12 de diciembre, el presidente de EE. UU., Donald Trump, firmó un presupuesto de defensa para 2018 que prevé la posibilidad de ofrecer a Ucrania armas letales de “naturaleza defensiva”. El Congreso ha aprobado $ 500 millones en “asistencia letal defensiva” a Ucrania. El Congreso autorizó $ 350 millones más que los $ 150 millones originalmente propuestos por la administración. Ahora, el presidente puede comenzar a suministrar armas en cualquier momento que elija. El ex presidente Barack Obama no estaba convencido de que otorgarle a Ucrania armas letales defensivas sería la decisión correcta en vista de la corrupción generalizada en Ucrania.

Los dos eventos -la decisión de Canadá y la aprobación del proyecto de ley del presupuesto de defensa de los EE. UU. se producen en el contexto de las fallidas conversaciones entre EE. UU. y Rusia sobre la recientemente propuesta misión de mantenimiento de la paz de la ONU en Donbass. Ahora las armas de EE. UU. podrían exportarse a Ucrania a través de Canadá, incluidos los muy deseados sistemas anticarro de Javelin. “Después de este decreto del gobierno, Canadá puede vender o transferir Javelin a Ucrania”, dijo James Bezan, parlamentario canadiense del Partido Conservador. Estados Unidos ha estado enviando a Ucrania una variedad de ayuda militar no letal, incluidos equipos como Humvees, suministros médicos, chalecos antibalas y radares para rastrear los cientos de proyectiles de artillería.

Alex Gorka | SCF

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *