A Putin le gusta gente como Trump, aunque no sea su ‘amigo’

El presidente ruso, Vladimir Putin, en el marco del Foro Económico Internacional, celebrado en San Petersburgo (Rusia), 1 de junio de 2017.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en el marco del Foro Económico Internacional, celebrado en San Petersburgo (Rusia), 1 de junio de 2017.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que no pueden ser ‘amigos’ con su par estadounidense, Donald Trump, porque no se conocen.

“¿Cómo puedes ser amigo de alguien a quien no conoces?”, cuestionó el jueves el jefe del Ejecutivo de Rusia al ser preguntado por su supuesta amistad con Trump tal como alegan algunos medios de comunicación estadounidenses.

En las declaraciones hechas ante los periodistas extranjeros en el marco del Foro Económico Internacional celebrado en San Petersburgo, Putin dijo: “no creo que Trump pueda llamarme amigo”.

“Nunca nos hemos visto en persona”, afirmó el mandatario ruso para luego señalar que la primera vez que ambos se verán será el próximo julio durante una reunión planeada al marco de la cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania).

Aun así, el presidente Putin reconoció que, en general, le gusta la gente como Trump, que habla “directo y abierto”, características que, en su opinión, no tienen los políticos tradicionales.

“No se le puede poner en la misma categoría que los políticos tradicionales. Le veo grandes ventajas porque tiene una mirada fresca”, subrayó Putin quien mostró su deseo de querer tener “una relación de negocios y personal normales” con Trump al igual que con los demás líderes del mundo.

A continuación, evocó los comentarios de Trump durante su campaña electoral sobre la necesidad de restablecer unas buenas relaciones entre las dos potencias mundiales y, por lo tanto, expresó su intención de llevar a cabo un diálogo con su homólogo norteamericano como primer paso en ese camino.

Estas palabras se producen en un momento crucial. En Estados Unidos hay un caso abierto sobre posibles vínculos entre personas cercanas a Trump —Michael Flynn, su exconsejero de Seguridad Nacional, y su yerno Jared Kushner— con las autoridades rusas que supuestamente ayudaron al magnate republicano a llegar a la Casa Blanca

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *